Se dice que el famoso coctel Margarita, fue servido por primera vez hacia el año de 1938 en el restaurante “Rancho la gloria”, ubicado entre Tijuana y Rosarito, México. La cliente privilegiada se llamaba Ziegfeld Marjorie King, una ex bailarina alérgica a varios licores, sin embargo, el tequila la hacía sentir de maravilla. Otros cuentan que la historia se remonta un par de años atrás, en Tehuacán, Puebla, cuando el gerente del hotel Garci-Crespo, decide sorprender a su novia, mezclando tequila, triple sec y jugo de limón.

Las historias son muchas, el resultado es el mismo: el tequila, la bebida insigne de México, alegra los mejores momentos de aquellos que tienen el privilegio de disfrutar este potente destilado. El tequila José Cuervo Tradicional Reposado, es un licor tradicional, elaborado con los métodos originales de la familia Cuervo desde 1975: las piñas del agave son cocidas en hornos de piedra y barro, obteniendo el aguamiel, hasta que el azúcar es consumido por completo. Posteriormente, el alcohol se purifica por medio de doble destilación en alambiques de cobre. De color dorado claro y visos azulados, ostenta aromas dulces, de maderas, notas de frutas y aceitunas; y al gusto, sedoso, suave, sabor equilibrado de agave cocido con especias, y de sutil dulzura; final ahumado y herbáceo.

Sirve una copa del tequila José Cuervo Tradicional Reposado, y brinda en compañía de las personas más allegadas. Será sin duda, una experiencia.

Tequila José Cuervo Tradicional Reposado se presenta en una botella de 50cl y tiene un volumen de alcohol del 38%